DIOS SE REVELA DE MUCHAS MANERAS

DIOS SE REVELA

Romanos 1:19-20  […] lo que de Dios se conoce les es manifiesto,  pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él,  su eterno poder y deidad,  se hacen claramente visibles desde la creación del mundo,  siendo entendidas por medio de las cosas hechas,  de modo que no tienen excusa.

Dios se manifiesta, desde lo invisible se hace visible. Una de las más conocidas metáforas que usamos para explicar esta revelación es el caso del viento: no lo vemos pero percibimos su manifestación por los efectos que produce, se mueven los árboles, sentimos la brisa en el rostro, etc.

Dios tiene interés en hacerse conocer,  es una persona que procura relacionarse personalmente con aquellos que ha creado por desarrollar una intimidad creciente.

No sólo procura darse a conocer para relacionarse, sino que habla para dar a conocer su voluntad, para expresar su propósito y su verdad.

Hebreos 1:1  Dios,  habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas.

No sólo procura relacionarse y darse a conocer,  al revelar su corazón se nos presenta como un Padre.

SE REVELA DE MUCHAS MANERAS

El apóstol Pablo en su carta a los romanos les dice que Dios ha manifestado las cosas invisibles (las que no se pueden comprender con el mero intelecto)  y las ha hecho claramente visibles  desde la creación del mundo. A esto se le llama teológicamente: revelación general.

Nadie puede excusarse de no conocer a Dios, cada uno es responsable de entender por medios de las cosas hechas, es decir de toda la creación material, las cosas invisibles: su eterno poder y su deidad.

Y concluye el apóstol, que la verdadera consecuencia de conocer a Dios es glorificarle como Dios y darle gracia por todo lo creado y por su bondad.

Aquellos que no le reconocen como Dios ni le agradecen ni le glorifican se terminan envaneciendo en sus razonamientos. Ellos se convierten en sus propios dioses, amos y señores. Terminan emborrachados de su propio ego.

El fin de estos es su propia soledad y la reprobación de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s