DOS REALIDADES DEL UNIVERSO: la ciencia nos presenta misterios asombrosos

plasma-cuantico

Hay muchos descubrimientos científicos a los cuales no se les encuentran ninguna explicación razonable. Algunos son de larga data y eso que seguramente son sólo aquellos a los que tenemos acceso. Hay una arrogancia científica que procura esconder aquellas cosas que demuestran su incapacidad para dar una explicación coherente (algo que no es propio sólo de los científicos sino que es común a toda la humanidad).

Estos misterios también pone en evidencia la arrogancia de algunos religiosos que tratan de poner a Dios en los vacíos de la ciencia. Es el llamado “dios” de las lagunas. Cuando la ciencia avanza y puede explicar esas lagunas ese “dios” de las lagunas queda humillado, como el famoso caso Galileo y Copérnico, entre otros.

Los científicos y los religiosos han mantenido una tensa relación por la falta de humildad de ambas parte, y por no reconocer que su conocimiento corresponden a realidades diferentes. Los religiosos necesitan la humildad para reconocer las certezas  a las que alcanza la ciencia, y los científicos tienen que reconocer que hay una subjetividad, una conciencia y una trascendencia que nunca alcanzarán a explicar.

Estamos inmersos en un mundo con conexiones instantáneas a larga distancia. Las consecuencias de los fenómenos cuánticos sobre nuestro entendimiento son enormes, tenemos necesidades espirituales porque necesitamos estar en contacto con esa realidad no visible gobernada por una mente divina. El espíritu de muchos está enfermo porque han cortado esos lazos con el mundo invisible. La parte visible de la realidad es la corteza de algo más profundo y amplio. Tenemos necesidades espirituales porque la naturaleza del universo es espiritual.

Los electrones son un parte de un plasma, no se mueven en forma independiente sino como parte de un todo, aunque parecería que sus movimientos son aleatorios producen efectos generales sumamente organizados. Como si fueran mares de partículas que se comportan como un organismo vivo sabiendo lo que estaban haciendo innumerables billones  de partículas.

David Bhom, uno de los más importantes físicos cuánticos, presentó la existencia de un mundo sub cuántico, un campo que llamo potencial cuántico que afecta todo el espacio como la gravedad con la diferencia que no disminuye con la distancia es el mismo en todos lados. El potencial cuántico acarrea la información de todo el entorno y ofrece conexiones directas, no locales entre los sistemas cuánticos. El todo es el que organiza las partes, hay una causalidad.

En realidad el mundo es un gran holograma o holomovimiento, porque no es estático, la realidad que consideramos tangible es como una especia de ilusión, generada por un orden de existencia que da origen a los objetos.

Bhom llama a ese orden nivel profundo de realidad, el orden implicado o envuelto, y llama a nuestro nivel de existencia como el orden explicado o desenvuelto.

La consciencia (y la vida) surge del orden implicado está presente en diversos grados del envolvimiento y del desenvolvimiento de la materia y tal vez sea ésa la causa de que los plasmas posean características de cosas vivas. El universo está lleno de energía (de vida). Brian Josephson ganador del premio Nobel de Física en 1973 afirma que el orden implicado se podría demostrar que es Dios.

Todo el universo está vivo y está conectado, pero bajo la mano poderosa de Dios.

Job 12:7-9  Pregunta ahora a las bestias,  y ellas te enseñarán; A las aves de los cielos,  y ellas te lo mostrarán; O habla a la tierra,  y ella te enseñará; Los peces del mar te lo declararán también.    ¿Qué cosa de todas estas no entiende que la mano de Jehová la hizo?

Eclesiastés 10:20 Ni aun en tu pensamiento digas mal del rey,  ni en lo secreto de tu cámara digas mal del rico;  porque las aves del cielo llevarán la voz,  y las que tienen alas harán saber la palabra.

Vivimos en ese océano de energía, de plenitud  de riquezas espirituales.

Por eso el Señor nos insta a pedir, buscar y golpear (llamar a las puertas) Mateo 7:7. Es un versículo cuántico, es la llave de acceso al universo.  Pedir, es un reconocimiento de mi necesidad, la necesidad genera crisis. Dios espera de nosotros actitudes de búsqueda. Cuando pedimos Dios comienza a trabajar para nosotros, pone en movimiento la energía para que las cosas se materialicen.

Es física cuántica y es fe.

Anuncios

Un comentario en “DOS REALIDADES DEL UNIVERSO: la ciencia nos presenta misterios asombrosos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s