DIOS NOS HABLA POR MEDIO DE LA CIENCIA: fenómenos inadmisibles

fenomenos

Nos encontramos con experimentos científicos que nos ponen en la frontera de lo inadmisible, de lo asombroso. Nos enfrentan a nuestra impotencia, a nuestra finitud para encontrar respuestas. Esta ignorancia nos debería empujar a Dios. Así como podemos desarrollar un conocimiento natural que nos permiten alcanzar avances asombrosos, enfrentarnos a la incapacidad de este conocimiento nos debería empujar a buscar un conocimiento sobrenatural. Un conocimiento al que no podemos acceder por nuestra razón sino por revelación, que sea Dios quien nos lo revele.

Es lo que Dios se ha propuesto hacer:

Jeremías 33:3  Clama a mí,  y yo te responderé,  y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Proverbios 25:2  Gloria de Dios es encubrir un asunto;  pero honra del rey es escudriñarlo.

Colosenes 2:2  Hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo.

El experimento de Poponin

El biólogo Vladimir Potonin y Peter Gariaev de la Academia Rusa de Ciencia comprobaron algo extremadamente intrigante  en un experimento llamado: Efecto Fantasma. Con instrumento de elevada precisión lograron medir la localización de los fotones en un tubo al vacío, los que estaban distribuidos desordenadamente en el recinto.  Luego, introdujeron ADN humano en el tubo y los fotones asumieron una actitud sorprendente: se reorganizaron. La presencia de material humano  estaba ejerciendo una influencia directa sobre los fotones como si los estuviera organizando por medio de una fuerza invisible. La segunda fase es tan sorprendente como la primera, cuando retiraron el ADN humano los fotones quedaron organizados como si estuviera presente el material  humano. Poponin comprobó que el hombre ejerce una influencia absoluta en la organización de las partículas invisibles concluyendo que Dios colocó al ser humano como señor de la Tierra.

 

Gregg Braden explicando el experimento  del ADN fantasma cita un experimento publicado en 1993 en Journal Advances. (pag 151)

Los investigadores tomaron ADN de la boca de un voluntario, estas muestras fueron llevadas a otra oficina cercana. Allí el ADN fue medido para analizar si se producían modificaciones en la medida que a la persona se la sometía por medio de videos procurando despertar diferentes emociones en el espectador durante un breve período.

Otra vez, quedaron sorprendidos al comprobar que mientras el dador manifestaba diferentes emociones, el ADN mostraba poderosos cambios eléctricos.  Fueron aumentando la distancia y el ADN respondía como si estuviera conectado al cuerpo del que provenía.

Braden concluyó que existen formas de energía que une a los tejidos vivos, las células se conectan por medio de ese campo de energía.

 

Braden cita un tercer experimento hecho por Glen Rein y Rolin McCraty en 1992 y 1995 entre mente y emociones con el ADN pudiendo percibir modificaciones en el ADN al cambiar las emociones, si eran placenteras el ADN se desarrollaba, si eran negativas se enrollaban.

 

Las conclusiones de estos experimentos son innumerables.

El efecto que nuestras emociones positivas y negativas afectan al nuestro mismo ADN. Al modificar nuestro mismo ADN  nos terminan  condicionando (resiliencia)  y afectan a nuestra descendencia.

 

La ciencia nos vuelve a mostrar realidades espirituales. Nos vuelve a enseñar principios que nos permiten entender experiencias espirituales muy concretas.

 

Nuestra realidad espiritual afecta a nuestro entorno tanto positivamente como negativamente.

La sombra de Pedro

Hechos 5:15-16  Sacaban los enfermos a las calles,  y los ponían en camas y lechos,  para que al pasar Pedro,  a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. Y aun de las ciudades vecinas muchos venían a Jerusalén,  trayendo enfermos y atormentados de espíritus inmundos;  y todos eran sanados.

No es la sombra es la plenitud del Espíritu en la vida de Pedro.

 

 

Jesús en la playa de Gadara

Mateo 8:28-29  Cuando llegó a la otra orilla,  a la tierra de los gadarenos,  vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros,  feroces en gran manera,  tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros,  Jesús,  Hijo de Dios?  ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?

Jesús no habló su misma presencia impactó en esa región y los endemoniados se sintieron atormentados.

La mujer que toco  el manto de Jesús

Marcos 5:28-30  Porque decía: Si tocare tan solamente su manto,  seré salva.  Y en seguida la fuente de su sangre se secó;  y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote.  Luego Jesús,  conociendo en sí mismo el poder que había salido de él,  volviéndose a la multitud,  dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?

Alguien tocó a Jesús y sin que él se lo propusiera salió poder, virtud de él. El percibió ese fluir de esa virtud de su interior.

 

Nuestra realidad espiritual fluye y afecta a lo que nos rodea, para bien o para mal.

 

 

Anuncios

Un comentario en “DIOS NOS HABLA POR MEDIO DE LA CIENCIA: fenómenos inadmisibles”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s